Autorretrato

“El desafío para mí ha sido en primer lugar, ver las cosas como son, ya sea un retrato, una calle de ciudad, o una pelota. En una palabra, he tratado de ser objetivo. No me refiero a la objetividad de una máquina, sino a la de un ser humano sensible con su misterioso y personal criterio. El segundo reto ha sido el de imponer el orden en las cosas que veo, para proporcionar el contexto visual y el marco intelectual, lo que para mí es el arte de la fotografía”.

Pedro Povedano.

El alma en cada disparo.

 

 

 

Regreso a casa.

 

Entre lluvias…

Acecha la primavera, los almendros están en flor, y entre tanta nube sale el Sol….

Pedro Povedano.

Fotógrafo en R&P fotografía.

El alma en cada disparo.

¡Ahora!

Presente en el futuro de tus pupilas, clavadas en los anhelos del mañana…

Modelo : Patricia Povedano

Pedro Povedano.

Fotógrafo en R&P fotografía.

El alma en cada disparo.

¡Ahora!

Presente en el futuro de tus pupilas, clavadas en los anhelos del mañana…

Modelo : Patricia Povedano

Pedro Povedano.

Fotógrafo en R&P fotografía.

El alma en cada disparo.

Férula.

Bajo la férula del miedo.

He pasado la vida bajo la férula del miedo. Primero fue el miedo a los cinturones, y lo que mi padre era capaz de hacer con ellos. Después el miedo a defraudar la espectativa de mi madre, la de mis hermanos, la de mi familia, la de mis amigos… Hoy me libero, y asesino esas barreras. Hoy son mis esperanzas, mis luchas, mi libertad, mi vida….

Pedro Povedano.

Fotógrafo en R&P fotografía.

El alma en cada disparo.

La foto muerta

Me niego a pensar que soy perfecto en mis composiciones, creo que me queda mucho para utilizar a la perfección las herramientas proporcionadas por los avances tecnológicos de hoy en día.

Como muchos de nosotros, empecé con cámaras de carrete de 35mm con objetivos fijos que andaban por casa de nuestros padres. Buscabas el encuadre perfecto y la luz adecuada para componer ese instante perfecto que guardar en tu memoria. Pese a mis esfuerzos por hacer imagen y sonido en formación profesional, mis padres se empeñaron en que hiciera BUP y COU. Cómo podéis imaginar, aquello no salió nada bien. Sufría acoso por parte de mis compañeros e ,incluso, por parte de algún profesor. Pero eso será entrada de este blog en otro momento. Llegó el tiempo de hacer el servicio militar y, como castigo a mis notas, mis padres amenazaron con no ayudarme con algún dinero para pasar esos nueve meses. En cuanto llegué al campamento medité la posibilidad de engancharme como voluntario y…. así fue. Quise jugar a ser el novio de la muerte, a no dejar a nadie atrás en los campos de batalla y a regir mi vida con honor, a cambio de 85000 pesetas al mes. Gracias a ello me compré mi primera máquina Reflex: una zenit rusa, que más que una cámara era un arma legal en mis manos….Había dinero y podía revelar en cualquier tienda, era un hobby muy caro. El exposímetro rudimentario de la máquina me engañó la primera docena de fotos, todas subexpuestas. Tenías 36 disparos a la semana, tenías que preveer la situación de luz que te ibas a encontrar, ya que tenías que comprar los carretes con los ISO adecuados…

A lo largo de los años mi práctica a sido ensayo y error, dándome cuenta de que las mejores fotos son las que hacen sentir, y para hacer sentir, tienes que sentirlo. A la hora de apretar el disparador, si eres neutro, a la hora de ver la foto verás que es neutra. Puede ser el encuadre, la exposición, el foco perfecto… Es una foto muerta. Por esto da igual la cámara que uses, si eres gris, tus fotos serán grises.

Pedro Povedano María

Fotógrafo en R&P Fotografía