Vamos, venimos…

Por: El Alma En Cada Disparo.

Nos pasamos la vida yendo. Vamos al trabajo, al gimnasio a comer, a hacer o a deshacer algo. Todo para venir de los mismos sitios, todo para acabar todos en un lugar. Tenemos la fatua ilusión de que el tiempo nos pertenece, que no pasa nunca y se nos escurre entre los dedos como la arena del mar. No estamos ni aquí ni allí, no vamos ni venimos, en cada instante nos hayamos en un punto diferente en donde poner el alma en cada disparo.

Nos vamos…

No sólo de Alcalá vive el alcalaino.

Por: El Alma en cada disparo.

Es fácil sacar fotos originales en una ciudad como Alcalá de Henares, vayas donde vayas encuentras el paisaje perfecto e inolvidable que deseas recordar de por vida. Por eso hoy nos hemos venido hasta La Casa de Campo en Madrid a marcar la diferencia…

Lago de La Casa de Campo. Madrid.